Cooperadores

En 1986 se redactó el actual Reglamento de Vida Apostólica (R.V.A), promulgado por el Rector Mayor y aprobado por la Santa Sede, actualizado en fechas recientes tras una amplia consulta; en éste se traza la identidad personal y asociativa de los cooperadores, que son descritos como:

  • personas humanamente maduras
  • cristianos de fe viva y convencida, que quieren testimoniar a Cristo en el mundo
  • miembros vivos de la Iglesia, que sienten el compromiso bautismal de participar en su misión
  • laicos capaces de animar cristianamente las realidades del mundo; apóstoles animados por la causa del Reino; verdaderos salesianos, llamados a compartir y a llevar a todas partes la preocupación educativa
  • cristianos empeñados a santificarse viviendo el proyecto apostólico de Don Bosco

 

Se trata de una identidad que subraya fuertemente tres dimensiones del ser Cooperador:

  • la vocación, que es la común llamada de los bautizados impregnada por el carisma Salesiano. (Algunos cristianos, “… impulsados por el Espíritu Santo se sienten atraídos por la figura de Don Bosco y por la posibilidad de `trabajar con él` permaneciendo en el mundo”)
  • la laicidad, o sea vivir los compromisos cotidianos como espacios para testimoniar y animar con los valores evangélicos y salesianos las realidades humanas (“El Cooperador laico realiza su compromiso y vive el espíritu salesiano en las condiciones normales de vida y trabajo, con sensibilidad y características laicales, difundiendo sus valores en el propio ambiente”)
  • la salesianidad, o sea el patrimonio de valores espirituales y pedagógicos dejados en herencia por Don Bosco y Madre Mazzarello, como elemento fundador de la propia experiencia de fe, del propio modo de ser y actuar (El espíritu salesiano “es una experiencia evangélica típica que caracteriza y da un tono concreto a la presencia y acción en el mundo, al trato con los hermanos y a la relación con Dios”)

 

En el año 1969 llegaba a nuestra ciudad como titular de la casa salesiana D. Miguel Gamero Sánchez, sustituía al primer salesiano a cargo de la obra linarense, D. Juan Manuel Cereceda. Fue una persona entrañable, siempre construyendo momentos de comunión, abierto a las propuestas, de mano siempre dispuesta a la ayuda y de corazón sensible, terminó por afianzar en la casa las peculiaridades de la Familia Salesiana. La comunidad, además de D. Miguel, estaba formada por D. Ángel Carretero, D. Ángel Caballero y D. Adolfo Martínez.

En su afán dinamizador promovió, desde la parroquia, la formación de un grupo de aspirantes a cooperadores salesianos. D. Ángel Carretero fue el responsable de este grupo y asumió su formación desde su inicio. El grupo lo formaban cinco aspirantes, que finalmente se constituyeron en las primeras promesas de Cooperadores Salesianos en Linares.

El grupo completo de Cooperadores salesianos que realiza la promesa el 24 de mayo de 1969 es:

  • Remedios Martínez López
  • Juan Rodríguez Oset
  • Manuel Rodríguez Álvarez
  • Encarnación Oset

Desde este momento hasta nuestros días hemos contado, en nuestra ciudad, con tres grupos de Salesianos Cooperadores que realizan sus promesas.

 

  • Promesas 1998 (Granada)
    • Lidia Gámez Rodríguez
  • Promesas 2003
    • Mari Ángeles Jiménez Padilla
    • José Luís Anguita Martínez
    • Rosario Ortega Raya
    • Jesús Aranda Zurita
    • Juani Gaitán Caballero
  • Promesas 2008 (Úbeda)
    • Diego Maroto Romo
    • Isabel María Agudo García
  • Promesas 2010
    • Carmen Carmona Colón
    • Lourdes Vega Pérez
    • José Antonio Martín Cortés
    • Paqui Olmo Ramos
    • Lydia Poza Liébana
    • Pedro Poza Morillo
  • Promesas 2015
    • Antonio Gimeno Garzón
    • Alba García Martín
    • Ana Armenteros Sola
    • Dolores Fernández Martínez
    • Mª del Carmen Soriano Lanzas

 

 

El curso 2016/17 representa nuestro presente y nuestro futuro.

En el presente.

Momentos de reflexión, de comunión, de búsqueda de identidad, de nuevos planteamientos y retos: Constituirnos en Centro Canónico. Formación de nuevos grupos de aspirantes. Renovación del Consejo Local. Ser Comunidad de vida, litúrgica, de servicio, evangelizada y evangelizadora.

En el futuro.

Atender a jóvenes en situación desfavorecida creando una vocalía para ello. La formación de un grupo de voluntariado soportado en su mayor parte por SSCC. Realización de Oratorios festivos las mañanas de los sábados en colaboración con el CJS en la barriada de Arrayanes. Realización apoyo y refuerzo educativo para alumnos con necesidades y en situación familiar de dificultad económica. Integración en las parroquias de San Agustín y San Sebastián (Arrayanes) de un SSCC en el Consejo parroquial. Participar con entidades Sociales de Linares como Cofradías, Parroquias y Entidades de atención social. Organización de eventos con carácter benéfico.

Linares, 18 de febrero de 2017

El actual Consejo Local

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies